Conoce los cuidados para la radiocirugía con Gamma Knife antes y después del procedimiento.

Gamma Knife ha registrado su plan para la vigilancia, prevención y control del Covid-19.

Descubre qué características médicas debes cumplir para ser candidato a Gamma Knife.

Tumores cerebrales

Causas de tumores cerebrales: conoce sus factores de riesgo

Gamma Knife

Gamma Knife

febrero 17, 2021 | 5 min

Compartir en:

facebook whatsapp linkedin whatapp1 gmail

Como ya sabrás, un tumor es un crecimiento anormal de células en cualquier parte del cuerpo. Si bien es cierto que no todos son cancerosos, pueden representar un riesgo considerable para la salud y afectar tu forma de vida. Conoce las principales causas de tumores cerebrales, así como sus factores de riesgo.

“Estos son algunos factores de riesgo que pueden influir en la aparición de tumores cerebrales: exposición a la radiación, antecedentes familiares y un sistema inmunitario debilitado”. Sociedad Americana del Cáncer.

Aunque las causas aún no son claras, existen algunos factores que pueden incrementar las posibilidades de padecerlos. De esta forma puedes evitarlos o acudir a chequeos preventivos con mayor frecuencia si consideras que puedes ser más propenso a desarrollar un tumor cerebral. 

Tratamiento con Gamma Knife - ¡Conviértete en un caso de éxito!

La Sociedad Americana del Cáncer explica que “un factor de riesgo es todo aquello que aumenta las probabilidades de padecer una enfermedad, como tumores de encéfalo o tumores de médula espinal. Algunos factores de riesgo, como el fumar, pueden cambiarse. Otros factores, como la edad o los antecedentes familiares, no se pueden cambiar”. 

Ten en cuenta que el hecho de que cumplas con uno o varios de estos factores de riesgo no implica necesariamente que desarrollarás un tumor en el cerebro, pero sí que debes ser más cuidadoso con tu salud y la de tu cerebro. En otros casos, puede aparecer un tumor sin tener ningún factor de riesgo conocido. 

 

¿Cuáles son los factores de riesgo de un tumor cerebral?

1. Exposición a la radiación

Desde hace varios años se ha estudiado el impacto de la radiación en la salud de los pacientes. Al día de hoy, se ha determinado que algunos tipos de radiación utilizados en radioterapia influyen en la aparición de tumores cerebrales. Se cree que la mayoría de estos tumores ocurren con más frecuencia en personas que recibieron radiación ionizante en la cabeza cuando eran niños.

No todos los tipos de radioterapia son considerados un factor de riesgo; al contrario, existen tratamientos como la radiocirugía con Gamma Knife que cuentan con un nivel de precisión lo suficientemente alto para no afectar tejidos sanos. Se ha demostrado, además, que los beneficios de someterse a radiación para el tratamiento de tumores sobrepasan cualquier posible riesgo. 

Lo mismo sucede con los estudios por imágenes que emplean radiación. Aunque no se ha comprobado que tengan algún impacto negativo en la salud, algunos médicos recomiendan no realizarlos en niños o mujeres embarazadas a menos que sea estrictamente necesario.

mujer recibiendo radiacion

2. Antecedentes familiares

Si algún miembro de tu familia presentó en algún momento un tumor cerebral, esto no quiere decir que seas propenso a desarrollarlo tú también. Sin embargo, existen algunos trastornos o enfermedades hereditarias caracterizadas por producir tumores en diversas partes del cuerpo, incluyendo el cerebro. Estos son algunos de ellos:

Neurofibromatosis tipo 1 (NF1)

La neurofibromatosis tipo 1 es uno de los síndromes más asociados con los tumores en la médula espinal. Las personas que desarrollan esta enfermedad son más propensas a padecer de schwannomas, meningiomas, algunos tipos de gliomas o neurofibromas. En la mitad de los casos, la enfermedad es heredada de uno de los padres, mientras que en la otra mitad ocurre antes del nacimiento y sin antecedentes familiares. 

Neurofibromatosis tipo 2 (NF2)

La neurofibromatosis tipo 2 es menos frecuente que la NF1 y se asocia con schwannomas vestibulares que casi siempre aparecen en ambos lados de la cabeza. También aumenta los riesgos de padecer meningiomas o ependimomas de la médula espinal. La NF2 aparece como consecuencia de una alteración genética, al igual que la NF1. 

Síndrome de Von Hippel-Lindau

Uno de los principales síntomas del síndrome de Von Hippel-Lindau es la aparición de tumores benignos o cancerosos en diferentes partes del cuerpo. Estos incluyen hemangioblastomas (tumores en los vasos sanguíneos) en el cerebro, la médula espinal o la retina, así como tumores en el oído, el riñón o el páncreas. Esta enfermedad es causada por cambios en el gen de Von Hippel-Lindau (VHL) y es hereditaria. 

Síndrome de Li-Fraumeni

El síndrome de Li-Fraumeni aparece por cambios en el gen TP53 y produce un mayor riesgo de padecer gliomas, cáncer cerebral, cáncer de seno, sarcomas de tejidos blandos, leucemia, cáncer de glándulas suprarrenales, entre otros tipos de cáncer.

celula cancerosa en la sangre leucemia

Síndrome de Turcot

También conocido como síndrome de tumor cerebral y poliposis, describe a las personas que tienen muchos pólipos en el colon y mayor riesgo de padecer cáncer colorrectal, al igual que ciertos tipos de tumores cerebrales como meduloblastomas o gliomas. Puede vincularse con el síndrome de Lynch dependiendo de los genes que altere.

 

3. Sistema inmunitario debilitado 

Se ha comprobado que quienes tienen un sistema inmunitario debilitado tienen más riesgo de desarrollar linfomas cerebrales o tumores de la médula espinal. La Sociedad Americana del Cáncer define los linfomas como “cánceres de linfocitos, un tipo de glóbulo blanco que combate enfermedades”.

Si posees un sistema inmunitario debilitado, puede ser congénito o deberse a distintos factores como tratamientos de otro tipo de cáncer, tratamientos para evitar el rechazo de un órgano trasplantado o por enfermedades como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). 

 

De acuerdo al tipo de tumor cerebral, existen distintos tipos de tratamientos que permitirán extirparlo en su totalidad o reducir sus efectos en la salud. Además de la cirugía, que permite extraer de manera total o parcial el tumor, existen alternativas menos invasivas como la radiocirugía y la quimioterapia.

Gamma Knife ofrece grandes beneficios en el campo de la radiocirugía no invasiva. Busca la innovación continua para mejorar la vida de los pacientes. Por eso, es considerado el tratamiento de referencia para lesiones y trastornos cerebrales.

¿Buscas un procedimiento no invasivo y con alta efectividad? - ¡Haz tu consulta sin costo!

 

Referencias: 

  1. American Cancer Society. “Factores de riesgo para tumores de encéfalo y tumores de médula espinal”. Recuperado de: https://www.cancer.org/es/cancer/tumores-de-encefalo-o-de-medula-espinal/causas-riesgos-prevencion/factores-de-riesgo.html
  2. Gamma Knife Center Ecuador. “Tumores cerebrales: factores de riesgo”. Recuperado de: https://gammaknife.com.ec/tumores-cerebrales-factores-de-riesgo/
Etiquetas: Tumores cerebrales

Gamma Knife, el tratamiento con la más avanzada tecnología