Conoce los cuidados para la radiocirugía con Gamma Knife antes y después del procedimiento.

Gamma Knife ha registrado su plan para la vigilancia, prevención y control del Covid-19.

Descubre qué características médicas debes cumplir para ser candidato a Gamma Knife.

Tumores cerebrales - Cirugia

Neurocirugía: todo lo que debes que saber sobre estos tratamientos

Gamma Knife

Gamma Knife

julio 20, 2021 | 8 min

Compartir en:

facebook whatsapp linkedin whatapp1 gmail

La neurocirugía es una de las opciones de tratamiento más comunes para lesiones y tumores en el cerebro. Conoce a continuación los tipos de neurocirugía existentes, la importancia del diagnóstico por imágenes para el éxito del tratamiento y el proceso de recuperación y rehabilitación para cada caso. 

En la actualidad, existen diversos medios para tratar lesiones intracraneales como los tumores cerebrales y las malformaciones arteriovenosas. Uno de los más frecuentes es la neurocirugía, que suele ser la primera opción de tratamiento ante esas afecciones.

Sin duda, la neurocirugía es un procedimiento complejo que requiere mucha precisión y una alta especialización. Pero gracias a la ayuda de la tecnología, los resultados son cada vez más exitosos y con menores riesgos.

“Mi procedimiento con Gamma Knife solo demoró 42 minutos. No sentí nada, me dormí a los 5 minutos de iniciar. Fue simple, rápido y fácil. Yo lo llamaría un milagro”. Mike W., paciente de Gamma Knife.

Cambia tu historia, comunícate con nosotros aquí

 

¿Qué es la neurocirugía?

La neurocirugía es la especialidad médica que se encarga de tratar quirúrgicamente enfermedades del sistema nervioso central y de la columna vertebral1. Es decir, enfermedades del cerebro, cerebelo y tronco encefálico.

Por lo general, es el primer paso para tratar la mayoría de tumores cerebrales (benignos y malignos). Asimismo, es el tratamiento de preferencia cuando el tumor puede ser eliminado con poco o ningún riesgo de daño neurológico; es decir, cuando se considera un tumor operable.

doctores en una cirugia

El tratamiento quirúrgico se realiza en lugares muy específicos del establecimiento médico, que requiere una infraestructura de quirófanos, anestesia y reanimación, así como unidades de cuidados intensivos, que son también compartidas con otras especialidades quirúrgicas y médicas.

La neurocirugía puede recomendarse para los siguientes casos2:

  • Para extirpar o destruir la mayor cantidad de tumor posible.
  • Para extirpar al menos parte del tumor para aliviar la presión dentro del cráneo (presión intracraneal) o para reducir la cantidad de tumor a ser tratado con radiación o quimioterapia.
  • Para aliviar las convulsiones (debidas a un tumor cerebral) que sean difíciles de controlar.
  • Para proporcionar una muestra de tejido tumoral para un diagnóstico preciso.

 

¿Cuáles son los tipos de neurocirugía?

Existen diversos métodos de neurocirugía. La elección más adecuada dependerá del tipo, la ubicación y tamaño de la afección, la salud del paciente, entre otros factores. A continuación, mencionamos las técnicas quirúrgicas más comunes:

1. Craneotomía

Procedimiento en el cual una sección del cráneo es extraída temporalmente para permitir que el neurocirujano acceda al cerebro y la lesión. Aunque tradicionalmente es una técnica de cirugía abierta, la craneotomía a veces puede hacerse utilizando técnicas mínimamente invasivas3.

cirujanos realizando una craneotomia

2. Cirugía transesfenoidal

Abordaje usado con frecuencia para los adenomas hipofisarios. El cirujano realiza una incisión muy pequeña debajo del labio superior y por encima de los dientes o directamente a través de la fosa nasal. Estas a veces son las vías más directas a la hipófisis4.

3. Cirugía en la base del cráneo

Se refiere tanto a la ubicación de un tumor como a la técnica especializada que se utiliza para extirpar un tumor en esa área. Involucra retirar el hueso que rodea el cerebro y volver a colocarlo sin afectar la función de los nervios y vasos sanguíneos fundamentales. Este tipo de cirugía puede ser muy larga.

4. Neurocirugía con paciente despierto

Se realiza en el cerebro mientras el paciente está despierto y consciente. Trata algunos tumores cerebrales y crisis epilépticas. Se utiliza cuando el foco epiléptico está cerca de áreas que controlan la vista o el habla. El cirujano puede hacer preguntas y vigilar la actividad del cerebro mientras el paciente responde. De esta manera, disminuye el riesgo de provocar daños en áreas funcionales del cerebro5.

 

Obtén la máxima seguridad - Conoce si eres apto para Gamma Knife

 

¿Cuál es la importancia del diagnóstico por imágenes?

Antes y durante la neurocirugía se emplean imágenes del cerebro para permitir al médico establecer la ubicación exacta del tumor. Estas exploraciones también se usan para ayudar al equipo a planificar su procedimiento quirúrgico. Para este propósito se utilizan exploraciones altamente sensibles como las siguientes:

1. Tomografía computarizada

Tiene un gran valor para observar el hueso, vasos sanguíneos y tejidos blandos con imágenes tridimensionales, así como para apreciar la presencia de sangre intracraneal. Proporciona información más detallada que las radiografías convencionales6.

2. Resonancia magnética

Es la prueba de neuroimagen por excelencia, ya que ofrece grandes posibilidades. Permite diferenciar tejidos y estructuras con gran nitidez, dando imágenes que simulan cortes anatómicos. Asimismo, proporciona al neurocirujano una imagen 3D muy real, lo que ha cambiado de forma dramática el diseño de la intervención quirúrgica y sus resultados7.

resonancia magnetica con la imagen de un cerebro

3. Angiografía

La angiografía permite obtener imágenes de la vascularización del sistema nervioso (arterias y venas) de alta calidad y sin riesgos de años anteriores. Ayuda a obtener un correcto diagnóstico y a diseñar la intervención. Es especialmente valiosa para ubicar las malformaciones arteriovenosas.

 

La recuperación y rehabilitación tras la cirugía

Toda cirugía es un traumatismo para el organismo, y cada persona se recupera a su propio ritmo. La rehabilitación es una parte clave de la recuperación. Un programa de rehabilitación dirigido puede ayudarte a recuperar fuerza, resistencia y funcionalidad. Estos son algunos tipos de rehabilitación existentes:

1. Terapia física

Ayuda a mejorar la fortaleza física, la coordinación, el equilibrio y la movilidad. El terapeuta te ayudará a restaurar gradualmente las funciones motores y te enseñará ejercicios útiles para hacer en casa.

enfermero acompañando a un paciente realizando terapia fisica

2. Terapia de lenguaje

Tal vez sea necesario mejorar las habilidades de habla para facilitar que las personas te entiendan con facilidad. La terapia de lenguaje también aborda dificultades para tragar, que suelen ocurrir con algunos tumores cerebrales.

3. Terapia ocupacional

Permite recuperar habilidades diarias, como bañarse, vestirse y alimentarse. También es posible obtener habilidades más complejas, como hacer quehaceres, gestionar dinero, tomar transporte público o ir de compras.

 

¿Existen tratamientos complementarios?

Aunque la neurocirugía suele ofrecer resultados exitosos y seguros, en ocasiones el paciente requiere una terapia complementaria para obtener mejores resultados. Según el tipo de tumor, su tamaño y ubicación, se puede emplear la radioterapia, la quimioterapia o la radiocirugía como tratamientos complementarios.

La radiocirugía estereotáctica es una opción ideal tanto como primera opción de tratamiento, o como tratamiento complementario a la neurocirugía. A diferencia de la radioterapia o quimioterapia, administra una menor toxicidad a los tejidos sanos que, según estudios, es de 2 a 100 veces menor que otras tecnologías competidoras8. Por lo tanto, sus efectos secundarios son mínimos y mucho menores a los de la radioterapia o quimioterapia.

La radiocirugía es especialmente útil como complemento postoperatorio de la cirugía en los siguientes casos:

  • Para tumores grandes que invaden diversas zonas del cerebro y son difíciles de retirar por completo con la cirugía. 
  • Para tumores ubicados en áreas críticas o profundas del cerebro, a las cuales la cirugía no puede llegar sin causar daños a esas áreas.
  • Para evitar la reaparición del tumor, ya que volver a realizar la neurocirugía puede ser peligroso y generar efectos adversos.

 

En estos casos, la radiocirugía estereotáxica con Gamma Knife se convierte en una alternativa viable no invasiva y con reducidos efectos secundarios. Es ambulatoria y solo dura una sesión. El paciente puede retomar su vida normal al día siguiente.

¿Buscas un procedimiento no invasivo y con alta efectividad? - ¡Haz tu consulta sin costo!

 

Referencias:

  1. Clínica de especialidades médicas. Neurocirugía. Recuperado de: https://www.especialidadesmedicas.org/especialidad/neurocirugia
  2. American Brain Tumor Association (2012) Cirugía.  Recuperado de: https://www.abta.org/wp-content/uploads/2018/03/abta-surgery-brochure.pdf
  3. Columbia Neurosurgery Center. Brain Tumor Surgery. Recuperado de: https://www.columbianeurosurgery.org/treatments/brain-tumor-surgery/
  4. American Brain Tumor Association. Treatments and side effects. Recuperado de: https://www.abta.org/about-brain-tumors/treatments-sideeffects/
  5. Mayo Clinic. Neurocirugía con paciente despierto. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/awake-brain-surgery/about/pac-20384913
  6. Mayo Clinic. Tomografía Computarizada. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/ct-scan/about/pac-20393675
  7. García R. (2011) Unidad de Neurocirugía RGS. Introducción a la neurocirugía. Recuperado de: https://neurorgs.net/informacion-al-paciente/temas-generales/introduccion-a-la-neurocirugia/
  8. Gamma Knife. What is Gamma Knife. Recuperado de: https://gammaknife.com/what-is-gamma-knife/
Etiquetas: Tumores cerebrales Cirugia

Gamma Knife, el tratamiento con la más avanzada tecnología