Conoce los cuidados para la radiocirugía con Gamma Knife antes y después del procedimiento.

Gamma Knife ha registrado su plan para la vigilancia, prevención y control del Covid-19.

Descubre qué características médicas debes cumplir para ser candidato a Gamma Knife.

Radiocirugía - MAV

¿Cómo tratar la malformación arteriovenosa?

Gamma Knife

Gamma Knife

abril 16, 2021 | 7 min

Compartir en:

facebook whatsapp linkedin whatapp1 gmail

Las MAV cerebrales se pueden romper y causar una hemorragia; por lo tanto, deben ser tratadas. Sin embargo, ¿cuáles son las opciones de tratamiento para la malformación arteriovenosa? A continuación, exploramos las opciones que tienen los pacientes, las características de cada tratamiento y en qué casos se utiliza cada uno.

“Gamma Knife cura el 100 % de las malformaciones arteriovenosas de 1 cm3 y el 85 % de las lesiones de 1 a 4 cm3 (medianas). Dr. Andrés Plasencia, médico cirujano del Instituto Gamma Knife del Pacífico.

Recupción inmediata - Conoce si eres apto para Gamma Knife

 

¿Por qué debe ser tratada la malformación arteriovenosa?

La malformación arteriovenosa (MAV) es un ovillo de venas y arterias en el cerebro que interrumpe el flujo normal de sangre. Aparecen cuando los vasos sanguíneos no se desarrollan normalmente. Por eso, esta lesión vascular suele estar presente desde el nacimiento. 

Se puede tratar las malformaciones arteriovenosas por diversas razones: para aliviar el dolor, disminuir su tamaño o sus efectos en los órganos cercanos. Sin embargo, el motivo más importante para tratar las MAV es eliminar el riesgo de hemorragia.

Una malformación arteriovenosa ejerce presión en las paredes de las arterias y las venas del cerebro afectadas, lo cual provoca que adelgacen o se debiliten. Como resultado, se puede producir la rotura y el sangrado de la MAV1. El sangrado dentro del cráneo puede ser muy peligroso, incluso en cantidades mínimas. 

Por ello, diversas secuelas neurológicas y riesgosas para la vida están asociadas con cada hemorragia. De igual manera, pueden ocurrir episodios lo suficientemente graves como para causar debilitamiento o incluso provocar la muerte. 

ilustracion de un hombre con hemorragia cerebral

Existe un 4 % de riesgo de hemorragia por año una vez que una malformación se ha vuelto sintomática2. Asimismo, anualmente, “uno de cada cien pacientes fallece producto de la hemorragia de la malformación”, señala el Dr. Andrés Plasencia, médico cirujano del Instituto Gamma Knife del Pacífico.

El tratamiento es necesario para reducir ese riesgo y controlar problemas subsecuentes relacionados con hemorragias adicionales o accidentes cardiovasculares como parálisis muscular, pérdida de coordinación, cambios visuales, trastornos del lenguaje, entre otros3.

 

Tratamiento con Gamma Knife - ¡Conviértete en un caso de éxito!

 

¿Cuáles son los tratamientos para MAV cerebral y de qué depende la elección?

De acuerdo con el Dr. Plasencia, existen tres opciones de tratamiento para la malformación arteriovenosa: la cirugía convencional, la embolización endovascular y la radiocirugía estereotáctica. 

Por otro lado, el Dr. Plasencia explica que la selección del tratamiento depende de diversos factores como: 

  • La arquitectura de la MAV (tamaño, ubicación y profundidad).
  • La edad y salud del paciente.
  • Los síntomas iniciales.

También se debe evaluar la relación riesgo-beneficio en cada tratamiento, de tal forma que los beneficios superen ampliamente los posibles riesgos.

infografia caracteristicas de un candidato a radiocirugia con gamma knife (1)

 

1. Cirugía

Los tratamientos quirúrgicos son los más frecuentes para tratar una MAV cerebral. “La cirugía abierta es el tratamiento de elección para malformaciones que han sangrado, ya que permite eliminar la hemorragia”, destaca el Dr. Plasencia. También es ideal cuando la MAV se encuentra en una zona superficial o a la que se puede llegar con facilidad.

Con la ayuda de un microscopio de alta potencia, el cirujano observa los pequeños vasos sanguíneos y sella la malformación con pinzas especiales y la extrae con cuidado del tejido cerebral que la rodea. Este proceso se realiza con extremo cuidado, tratando de causar el mínimo daño posible a las estructuras neurológicas cercanas. 

doctores en una cirugia

Al ser una intervención compleja altamente especializada y con un enfoque meticuloso, requiere el internamiento en un hospital o clínica por al menos cinco días.

 

2. Embolización MAV

La embolización endovascular es menos invasiva que la cirugía tradicional. Consiste en insertar un tubo delgado y largo llamado catéter en una arteria de la pierna o el brazo y guiarlo, con la ayuda de imágenes por rayos X, a través de los vasos sanguíneos hasta llegar al cerebro.

doctores realizando una embolizacion de mav

“Con el catéter se inyecta un agente de embolización, una sustancia gomosa, para tapar distintos compartimentos de la malformación”, explica el Dr. Plasencia. Como consecuencia, se reduce el flujo sanguíneo hacia la malformación arteriovenosa, que finalmente queda sellada. De esta manera se corrige el patrón anormal de flujo de la sangre.

“La embolización cerebral puede tener hasta un 40 % de éxito, principalmente en las MAV pequeñas y superficiales”.

Por eso, a menudo, se usa antes de otros tratamientos, como la radiocirugía estereotáxica, para reducir el tamaño de MAV grandes (grados IV y V) y que el procedimiento sea más seguro.

 

3. Radiocirugía estereotáctica

La radiocirugía estereotáxica con Gamma Knife es un método seguro y eficaz para tratar la malformación arteriovenosa en regiones profundas del cerebro, así como en otras regiones intracraneales donde sería difícil de extirpar con cirugía convencional. El procedimiento de radiocirugía puede ser utilizado tanto en niños como en adultos.

doctores de gamma knife tratando a una paciente de radiocirugia

El Dr. Plasencia describe este tratamiento de la siguiente manera:

“Consiste en concentrar haces de radiación y enfocarlos en un punto muy pequeño y muy preciso dentro del cráneo de forma tal que coincida geométricamente con los márgenes de la lesión que se tratará”.

También se caracteriza por ser un tratamiento ambulatorio que se realiza sin anestesia general y en una única sesión. Los haces de radiación de Gamma Knife modifican el ADN (código genético) de la malformación, luego de lo cual la lesión se encoge y desaparece en un lapso de 1 a 2 años. “Ya no existe más el riesgo de sangrado”, sentencia el Dr. Plasencia.

Gamma Knife se utiliza principalmente en MAV de grados III: pequeñas, de mediana profundidad y con relativamente baja morbilidad. Al respecto, el especialista nos proporciona la tasa de éxito del tratamiento:

“Gamma Knife cura el 100 % de las lesiones de 1 cm3 y el 85 % de las lesiones de 1 a 4 cm3 (medianas). Asimismo, el riesgo de sufrir lesiones permanentes es de solo 2.2 %”. 

En conclusión, la radiocirugía estereotáxica con Gamma Knife ofrece gran efectividad y seguridad a los pacientes de MAV. Si quieres conocer más sobre el procedimiento de radiocirugía para malformaciones arteriovenosas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

¿Buscas un procedimiento no invasivo y con alta efectividad? - ¡Haz tu consulta sin costo!

 

Referencias:

  1. Mayo Clinic. Malformación arteriovenosa cerebral. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/brain-avm/symptoms-causes/syc-20350260
  2. Children's Health. Pediatric Arteriovenous Malformations (AVMs). Recuperado de: https://www.childrens.com/specialties-services/conditions/arteriovenous-malformations
  3. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. Malformaciones arteriovenosas. Recuperado de: https://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/malformaciones_arteriovenosas.htm
  4. Entrevista con el Dr. Andrés Plasencia, médico cirujano del Instituto Gamma Knife del Pacífico.

 

Etiquetas: Radiocirugia MAV

Gamma Knife, el tratamiento con la más avanzada tecnología