Conoce los cuidados para la radiocirugía con Gamma Knife antes y después del procedimiento.

Gamma Knife ha registrado su plan para la vigilancia, prevención y control del Covid-19.

Descubre qué características médicas debes cumplir para ser candidato a Gamma Knife.

Daño a los nervios: 8 señales de alerta que debes tomar en cuenta

Gamma Knife

Gamma Knife

enero 31, 2022 | 6 min

Compartir en:

facebook whatsapp linkedin whatapp1 gmail

Los nervios o células nerviosas cumplen un papel muy importante en nuestro cuerpo, sobre todo teniendo en cuenta que se encuentran en todo el organismo y controlan casi todos nuestros movimientos. Pero, ¿qué ocasiona daño a los nervios? Conoce estas 10 señales que quizás padeces y no lo sabías. 

El daño a los nervios puede presentarse de distintas maneras. Reconocer sus signos a tiempo es sumamente importante para prevenir algún daño mayor u otro problema de salud relacionado. Mientras más rápido detectes sus síntomas, tendrás que lidiar con el dolor durante menos tiempo y evitar problemas a largo plazo.

Los nervios llevan información desde el cerebro hacia el resto del cuerpo. Cuando alguno de ellos se ve afectado, pueden ocasionar una amplia variedad de efectos secundarios según su ubicación y función (nervios sensoriales, motores o autónomos).

 

¿Cuáles son los tipos de nervios en el cuerpo humano?

Piensa en los nervios de tu cuerpo como un cableado eléctrico que envía impulsos constantemente a todos tus órganos y músculos. Estos mensajes o impulsos controlan todo tu cuerpo: desde parpadear, agarrar algún objetivo o incluso decirle a tu corazón que lata a un ritmo en específico.

celulas nerviosas

De acuerdo a su ubicación y su función, los nervios pueden clasificarse en tres: sensoriales, motores y autónomos. Conocerlos no solo te ayudará a identificar con mayor facilidad cualquier síntoma, sino también el tipo de nervio que puede estar afectado.

1. Nervios sensoriales

Este grupo de nervios son los que se encargan de transmitir las señales de la piel y los músculos al cerebro; es decir, reaccionan a los estímulos externos y son los que permiten que sintamos dolor, calor o frío.

2. Nervios motores

Tal como su nombre lo indica, estos nervios controlan los movimientos conscientes de los músculos y su función voluntaria. Esto quiere decir que cada vez que quieras mover cualquier parte de tu cuerpo, los nervios motores están involucrados.

3. Nervios autónomos

A diferencia de los nervios motores, los autónomos regulan funciones y movimientos involuntarios como los latidos del corazón, el sudor o la digestión e influyen en el funcionamiento de los órganos internos.

 

8 señales de daño a los nervios 

El daño en los nervios puede presentarse de distintas formas, y es probable que presentes algunos síntomas y no sepas reconocerlos. A continuación te explicamos 10 señales de daño a los nervios que debes tomar en cuenta.

1. Necesidad de ir al baño con frecuencia

¿Qué ocasiona daño a los nervios de la columna vertebral? Aunque no lo creas, tener la necesidad de ir al baño con frecuencia puede no ser un problema de la vejiga; al contrario, podrías presentar algún daño a los nervios. Recuerda que los nervios autónomos controlan una amplia variedad de procesos, incluyendo a la vejiga.

Si bien tenemos cierto control consciente sobre la función de nuestra vejiga, la gran mayoría de músculos involucrados en su control son involuntarios; por ende, si alguno de los nervios autónomos que la controlan están dañados, pueden estar enviando señales equivocadas al cerebro y dándote la sensación constante de tener que ir al baño.

mujer en el baño signo de daño a los nervios

2. Estreñimiento

Al igual que con la vejiga, padecer de estreñimiento crónico también puede estar relacionado con un daño a los nervios. El sistema nervioso autónomo también controla los movimientos del tracto intestinal y, aunque puedas controlar algunos aspectos del proceso, la mayoría se produce de forma automática. 

Cuando presentas algún tipo de daño en los nervios de esta zona, es probable que se produzcan bloqueos en los intestinos y, como consecuencia, padezcas de estreñimiento crónico. En estos casos, los laxantes y otros tratamientos no suelen tener el efecto esperado.

3. Entumecimiento, hormigueo o ardor

Una de las funciones de los nervios sensoriales consiste en enviar señales al cerebro que controlan las sensaciones: el sentido del tacto en manos y dedos, cualquier sensación de presión en el cuerpo y también la respuesta al dolor. Si presentas algún daño en estos nervios, estas respuestas pueden confundirse y enviar los estímulos equivocados.

Una de las formas más fáciles de reconocerlo es si sientes entumecimiento u hormigueo en las extremidades. En algunos casos donde el daño a los nervios es más avanzado, puedes sentir un dolor constante e intenso que resulta difícil de controlar aún con analgésicos.

mujer con la mano entumecida señal de daño a los nervios

4. Carencia de dolor

Así como una señal de daño a los nervios puede ser sentir un dolor intenso, no tener ningún tipo de sensación de dolor también es un motivo por el cual preocuparse. El dolor en sí, aunque desagradable, es una función importante de nuestro cuerpo, ya que le permite identificar si nos encontramos en alguna situación de peligro.  

En pocas palabras, es dolor es lo que alerta a nuestro cuerpo cuando algo está mal para que este reaccione y pueda evitar la situación de peligro. Si pierdes por completo esta sensación en alguna parte de tu cuerpo es probable que te lastimes con mayor frecuencia y pongas en riesgo tu salud.

5. Problemas de equilibrio

Mantener el equilibrio requiere de una serie de estímulos y mensajes automáticos que son enviados al cerebro desde nuestro sistema nervioso. Cuando alguno de los nervios involucrados se daña, esta función se altera y, por ende, es más difícil mantener el equilibrio o la coordinación. Así que si sueles tropezar o caer a menudo y sufres de vértigo, deberías visitar un médico.

6. Dificultad de mover algunas partes del cuerpo

A pesar que en algunos casos es normal tener cierta dificultad para mover alguna parte de nuestro cuerpo o incluso sentir dolor en las articulaciones, cuando estos impedimentos se producen de forma seguida o sin razón aparente es probable que exista algún daño a los nervios motores.

¿Cómo identificarlo? Si tienes dificultades para hacer actividades manuales, te cuesta mover alguna parte de tu cuerpo o incluso si tienes parálisis en alguna articulación es probable que algo esté mal con uno de tus nervios.

mujer con dificultad para mover las piernas señal de daño a los nervios

7. Impedimentos de habla

¿De repente tienes problemas para hablar? ¿Arrastras las palabras o te cuesta armar oraciones coherentes? Esta es una señal importante de que algo está mal. La causa puede ir desde una falla en los músculos faciales hasta un tumor cerebral. Una serie de exámenes con tu médico de confianza determinarán si has sufrido algún daño a los nervios o si padeces de alguna otra enfermedad. 

8. Contracciones musculares

Las contracciones musculares son normales cuando un músculo se ha sometido a mucha actividad física, están sobrecargados o agotados. Sin embargo, si empiezas a sufrir de espasmos musculares repentinos con frecuencia y sin motivo aparente puede que algún nervio no esté cumpliendo su función. 

 

Si presentas cualquiera de estos síntomas y no padeces de ninguna enfermedad que pueda ocasionarlos, es probable que tengas algún tipo de daño a los nervios. Te recomendamos que visites a tu médico de confianza, le expliques con detalles lo que sientes y, si es posible, haz un registro de las fechas en que empezaron para que sea más fácil llegar a un diagnóstico. 

¿Buscas un procedimiento no invasivo y con alta efectividad? - ¡Haz tu consulta sin costo!

 

Referencias: 

  1. Gamma Knife Center Ecuador. “Diez señales de daño a los nervios que nunca debe ignorar”. Recuperado de: https://gammaknife.com.ec/dano-a-los-nervios/
  2. Neurobion. “¿Cómo funciona el sistema nervioso?”. Recuperado de: https://www.neurobion.com/es_PE/home/aprende/Como-functiona-el-sistema-nervioso.html

Gamma Knife, el tratamiento con la más avanzada tecnología