<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=621963468618297&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Radiocirugía - Tumores cerebrales

¿En qué casos puede aplicarse la radiocirugía estereotáxica?

Gamma Knife

Gamma Knife

abril 2, 2020

|

5 min


La radiocirugía estereotáxica utiliza un bisturí de rayos gamma para atender afecciones intracraneales sin la necesidad de abrir el cráneo. A través de la radiación focalizada se pueden corregir una serie de problemas de salud que van desde tumores cerebrales hasta malformaciones arteriovenosas.

El Instituto Nacional del Cáncer la define como un “tipo de radioterapia externa en la que se usa un equipo especial para dirigir una sola dosis grande de radiación hacia un tumor de modo preciso. Se usa para tratar tumores cerebrales y otros trastornos del cerebro que no se pueden tratar con la cirugía habitual”1.

A diferencia de la radioterapia, la radiocirugía es capaz de dirigir dosis de 200 haces pequeños de radiación únicamente la zona que necesita ser tratada con una precisión submilimétrica, de esta forma se disminuye casi en su totalidad el daño a las zonas adyacentes. Es un procedimiento que se lleva a cabo en una sola sesión y el paciente puede retomar sus actividades con normalidad al día siguiente.

 

¿Por qué se realiza la radiocirugía estereotáxica?

La radiocirugía estereotáxica comúnmente es una alternativa menos invasiva y más segura que la cirugía convencional, ya que no es necesario realizar ningún tipo de incisión en el cráneo ni posee efectos secundarios desagradables. Este procedimiento se realiza en los siguientes casos:

  • Cuando se produce un tumor o una anormalidad en el cerebro que la cirugía tradicional no puede remover.
  • Cuando el paciente no se encuentra en las condiciones necesarias para someterse a una neurocirugía.
  • Cuando el paciente desea una alternativa menos invasiva.

La radiocirugía puede cumplir su objetivo en tan solo una sesión para evitar una exposición innecesaria a la radiación. En caso deban realizarse visitas posteriores, su precisión evita alterar los tejidos sanos que se encuentren alrededor.

doctores preparando a un paciente para radiocirugia

Los efectos secundarios son muy pocos y suelen ser temporales. El paciente podría experimentar síntomas como fatiga, hinchazón o irritación en el cuero cabelludo. En cualquiera de los casos, el médico tratante puede recetar las medicinas pertinentes para sobrellevarlos sin mayor complicación hasta que desaparezcan por completo.

 

Casos en los que se puede aplicar

Los casos más frecuentes que acuden a la radiocirugía estereotáxica están relacionados con tumores, tanto benignos como malignos, además de otras malformaciones o enfermedades cerebrales. Esto se debe a su precisión, habilidad de aliviar los síntomas y eliminar tumores sin realizar procedimientos de alto riesgo. A continuación, los casos específicos en que se puede aplicar.

 

1. Tumor cerebral

La radiocirugía resulta bastante útil para el control de pequeños tumores benignos o cancerosos, primarios y metastásicos, residuales, intracraneales, orbitales, entre otros. La radiación se encarga de dañar el material genético del tumor y, de esta forma, evita que las células se reproduzcan y crezcan. De este modo, las células cancerosas mueren y el tumor empieza a reducirse gradualmente.

 

2. Malformación arteriovenosa

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés)2, la define como “defectos del sistema circulatorio [...] Las arterias llevan la sangre oxigenada del corazón a las células del cuerpo humano y traen la sangre no oxigenada a los pulmones y al corazón. Una malformación arteriovenosa interrumpe este proceso cíclico vital”.

La radiocirugía ofrece una alternativa de tratamiento más segura para aquellas malformaciones que se encuentran en partes profundas del cerebro. Las altas dosis de radiación focalizada dañan las paredes de los vasos sanguíneos de la lesión y, meses después, estos vasos se degeneran hasta cerrarse, lo que elimina por completo la malformación arteriovenosa.

 

3. Neuralgia del trigémino

La neuralgia del trigémino es una enfermedad que altera el correcto funcionamiento de los nervios trigéminos, encargados de transmitir información sensorial del cerebro a ciertas áreas del rostro como la mejilla, la frente y el maxilar inferior. Quienes padecen de esta neuralgia constantemente atraviesan episodios de dolor agudo, parecido al de una descarga eléctrica.

La radiocirugía permite reducir o eliminar el dolor sin necesidad de atravesar procedimientos dolorosos o incómodos. El paciente empezará a sentir alivio de manera gradual a los pocos días de haber culminado el tratamiento.

mujer joven con dolor en la mejilla

 

4. Neurinoma del acústico

Un schwannoma vestibular o neurinoma del acústico es un tumor benigno que se desarrolla en el nervio del equilibrio y audición desde el oído interno hasta el cerebro. Estos tumores suelen presionar el nervio, lo que causa síntomas como mareos, pérdida auditiva o del equilibrio y zumbidos en el oído. En la medida que crecen pueden afectar las sensaciones y el movimiento muscular en la cara.

En estos casos, la radiocirugía estereotáxica se encarga de detener el crecimiento del tumor y es especialmente recomendada para pacientes mayores con tumores pequeños, ya que se obtienen los mejores resultados en tumores menores de 2 cm. Es importante entender que, en este caso, la radiocirugía no elimina el tumor pero sí detiene su crecimiento.

 

5. Tumores hipofisarios

La hipófisis es la glándula que regula las hormonas del cuerpo encargadas de las funciones sexuales, el metabolismo y la respuesta al estrés. Los tumores hipofisarios son aquellos que se desarrollan en esta glándula y causan una serie de problemas importantes en los pacientes. En estos casos, la radiocirugía permite disminuir el tamaño del tumor y así disminuir la alteración de la glándula.

La radiocirugía con Gamma Knife es un tratamiento altamente efectivo, ideal para aquellos pacientes que buscan una opción poco invasiva y con resultados exitosos. Los pacientes no experimentan efectos secundarios incómodos y tampoco se ausentan demasiado tiempo de su rutina diaria.

New call-to-action

 

 

Referencias:

  1. Instituto Nacional del Cáncer (s.f.). “Definición de radiocirugía estereotáctica”. Recuperado de: https://www.cancer.gov/espanol/publicaciones/diccionario/def/radiocirugia-estereotactica
  2. National Institute of Neurological Disorders and Stroke (2003). “Malformaciones arteriovenosas”. Recuperado de: https://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/malformaciones_arteriovenosas.htm#pueden
  3. Pérez L., Jaime G (s.f.). “Schwannomas”. Clínica Universidad de Navarra. Recuperado de: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/schwannoma

Compartir en

facebook linkedin