Conoce los cuidados para la radiocirugía con Gamma Knife antes y después del procedimiento.

Gamma Knife ha registrado su plan para la vigilancia, prevención y control del Covid-19.

Descubre qué características médicas debes cumplir para ser candidato a Gamma Knife.

Adenoma pituitario

Principales causas de muerte por tumor hipofisario

Gamma Knife

Gamma Knife

marzo 29, 2021 | 6 min

Compartir en:

facebook whatsapp linkedin whatapp1 gmail

Hasta el 20 % de las personas pueden tener un adenoma de hipófisis1. Sin embargo, muchos de estos tumores no causan síntomas y nunca se diagnostican a lo largo de la vida. Pero cuando, por alguna razón, empiezan a crecer, generan síntomas que afectan seriamente la salud de las personas, incluso posibilitando la muerte por tumor hipofisario. 

Este tumor también es conocido como adenoma pituitario, adenoma de hipófisis o tumor pituitario. De acuerdo con el doctor Marcos Vilca, médico cirujano del Instituto Gamma Knife del Pacífico, “de primera impresión, el tumor hipofisario no causa muerte, pero sí por sus efectos colaterales”.

Recupción inmediata - Conoce si eres apto para Gamma Knife

Aunque la mayoría de los tumores hipofisarios son tratados con éxito, ya sea con microcirugía o con radiocirugía, es importante conocer por qué estos son peligrosos y en qué ocasiones pueden conducir al deceso del paciente. Por eso, a continuación ofrecemos información al respecto.

 

¿Qué es un tumor hipofisario?

Un tumor o adenoma pituitario es un crecimiento de células anormales en los tejidos de la glándula pituitaria, también conocida como "hipófisis", un órgano que elabora hormonas que afectan el funcionamiento de muchas partes del cuerpo. El tumor hipofisario constituye del 10 al 15 % de todos los tumores intracraneales y tiene su máxima incidencia en la tercera y cuarta década de la vida2.

ilustracion en 3d de la glandula pituitaria en el cerebro

La mayoría de los adenomas pituitarios son benignos y suelen medir menos de 1 centímetro (microadenomas). Tienden a permanecer en la glándula pituitaria o en los tejidos que la rodean y no se diseminan a otras partes del cuerpo3. Sin embargo, en ocasiones, estos tumores benignos pueden crecer de forma excesiva (macroadenomas) y traer graves consecuencias.

 

¿Por qué un tumor hipofisario es peligroso?

Un tumor hipofisario puede ser peligroso para la salud por dos razones: el tamaño que puede alcanzar si crece y por las hormonas que puede secretar en exceso.

Si el tumor crece, puede presionar o dañar partes de la hipófisis y causar déficits hormonales. Si el adenoma progresa, puede comprimir estructuras vecinas, como el quiasma óptico y provocar pérdida visual progresiva, visión doble o cambios en la visión del color4

Si crece aún más, el doctor Vilca menciona que puede afectar “una zona muy importante que es el hipotálamo y que tiene que ver con la vida: ahí está la respiración, el sueño. Incluso, el paciente podría entrar en coma”. Otros efectos posibles son el dolor de cabeza intenso, así como náuseas y vómitos incontrolables.

Por otro lado, cuando los adenomas pituitarios son secretantes; es decir, producen demasiada cantidad de una o más hormonas, dan lugar a diferentes afecciones como hipertiroidismo o la reducción de los niveles normales de las hormonas sexuales en hombres o mujeres.

El doctor Vilca explica que también pueden causar deformidades, como gigantismo en niños, acromegalia en adultos (crecimiento desproporcionado de las manos o la mandíbula) o Síndrome de Cushing (exceso de hormona cortisol).

mujer en consulta con un doctor endocrinologo

 

¿Cuáles son las posibles complicaciones del tumor hipofisario?

El tumor de hipófisis puede conducir a complicaciones graves. Una de ellas es la ceguera permanente, que puede ocurrir si se daña seriamente el nervio óptico producto de la presión ejercida en este.

Otra posible complicación es la deficiencia hormonal o hipopituitarismo, que ocasiona desequilibrios hormonales irreversibles. Según el doctor Vilca, el paciente debe recibir controles continuos por parte de un endocrinólogo, quien le ayudará a compensar la pérdida de hormonas. El paciente tendrá que tomar hormonas de manera permanente. Sin ellas, la vida del paciente estaría en grave riesgo.

De forma similar, el tumor y la cirugía pueden dañar algunas veces la hipófisis posterior y causar diabetes insípida, una afección cuyos síntomas son la orina frecuente y sed extrema.

 

¿En qué consiste el infarto de la hipófisis?

Una consecuencia potencialmente grave es el infarto de la hipófisis, también conocido como apoplejía pituitaria. Esto ocurre por un sangrado en la hipófisis o por un bloqueo en el flujo sanguíneo hacia ella provocado por el tumor. La hipófisis se daña cuando el tumor empieza a crecer y, mientras más grande, mayor es el riesgo de sufrir un infarto hipofisario. Aunque es poco frecuente, puede poner en riesgo la vida del paciente5. 

Por lo general, el infarto de la hipófisis tiene un corto período de síntomas, pero que pueden ser potencialmente mortales. A menudo, los síntomas son los siguientes:

  • Dolor extremo de cabeza
  • Parálisis de los músculos oculares que causa visión doble
  • Pérdida de la visión periférica o pérdida completa de la visión en uno o ambos ojos

persona con dolor de cabeza

El infarto agudo puede requerir cirugía para aliviar la presión sobre la hipófisis y mejorar los síntomas visuales. Los casos graves necesitan cirugía de emergencia.

 

¿Cuáles son los tratamientos para tumores hipofisarios?

La primera opción de tratamiento para el tumor en la hipófisis es la cirugía, en especial si el tumor presiona los nervios ópticos. El doctor Marcos Vilca explica que existen dos formas posibles: la microcirugía transesfenoidal o transcraneal.

Por otro lado, cuando los tumores no afectan demasiado el nervio óptico, la radiocirugía con Gamma Knife puede ser la mejor alternativa. Para ello, los tumores no deben superar los tres centímetros y medio de diámetro.

En ocasiones, el tumor es grande y puede extenderse a zonas críticas que son riesgosas de intervenir quirúrgicamente. En estos casos, se debe extirpar el tumor al máximo posible y dejar las áreas riesgosas para ser tratadas con Gamma Knife, ya que es un procedimiento menos invasivo y mucho más preciso. Así, se obtienen resultados óptimos. Entonces, la microcirugía y la radiocirugía pueden funcionar perfectamente como complementos.

Si deseas realizar una consulta sobre los beneficios y el procedimiento de la radiocirugía para adenomas pituitarios con Gamma Knife, comunícate con nosotros.

¿Buscas un procedimiento no invasivo y con alta efectividad? - ¡Haz tu consulta sin costo!

 

Referencias:

  1. MedLine Plus. Tumor Hipofisiario. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000704.htm
  2. Clínica Universidad de Navarra. Adenoma de hipófisis. Recuperado de: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/adenoma-hipofisis
  3. Instituto Nacional del Cáncer. Tratamiento de los tumores de hipófisis. Recuperado de: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/hipofisis/paciente/tratamiento-hipofisis-pdq
  4. Cuidate Plus (31 de agosto de 2017) Adenoma Hipofisiario. Recuperado de: https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/cancer/adenoma-hipofisiario.html
  5. MedLine Plus. Infarto de la hipófisis. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001167.htm
  6. Entrevista con el doctor Marcos Vilca, médico cirujano del Instituto Gamma Knife del Pacífico.
Etiquetas: Adenoma pituitario

Gamma Knife, el tratamiento con la más avanzada tecnología